ENTRENAMIENTO FISICO
 
  INTRODUCCION
  OBJETIVOS
  JUSTIFICACION
  PREPARACION FISICA
  FACTORES DE TRABJO
  PARTE DE LA SESION DE TRABJO Y EJERCICIOS
  CAPACIDADES FISICAS
  FUERZA
  RESISTENCIA
  HIDRATACION DEL DEPORTISTA
  DESHIDRATACION
  REPOSISCION DE FLUIDOS
  HIDRATACION A BASE DE AGUA
  METODOLOGIA
  ACTIVIDADES
  EVALUACION
  BIBLIOGRSFIA
  DATOS PERSONALES
  EVALUA MI PAGINA
FUERZA



CLASIFICACION DE A FUERZA
Según se traten los objetivos y la estructura técnico - funcional de las acciones la fuerza muscular se divide y califica de fuerza
·         Máxima Fuerza Sedentaria: capacidad para desarrollar máxima tensión muscular estática sin previo proceso de entrenamiento. Se trata en este caso de una evaluación casual que se puede efectuar sobre una persona que no practica deporte ni ha entrenado sistemáticamente con cargas.
·         Máxima Fuerza Inicial: capacidad para desarrollar máxima tensión estática al comienzo de un proceso de entrenamiento. De todas maneras este enfoque "inicial" es prácticamente teórico dado que no se debería practicar una evaluación con estas características a una persona que nunca ha entrenado en pesas.
·         Máxima Fuerza Final: capacidad para desarrollar máxima tensión muscular estática luego de un proceso de entrenamiento.
·         Máxima Fuerza Explosiva: capacidad para llegar al desarrollo de altos niveles de tensión muscular en relación al tiempo (Verhoschanskij, 1970).
·         Máxima Fuerza Muscular Fisiológica: capacidad para desarrollar máxima tensión muscular voluntaria y en las cuales no participan de manera significativa factores psicoemocionales y/o exógenos.
·         Fuerza Muscular Absoluta: capacidad para desarrollar máxima tensión muscular estática no solamente con la voluntad, sino también con factores psicoemocionales y/o exógenos. Aquí podemos señalar al stress emocional (susto, miedo), hipnosis, dopping.
Diversas investigaciones han podido demostrar que la diferencia entre la Máxima Fuerza Voluntaria y la Absoluta se encuentra en aproximadamente un 30% a favor de esta última (Ikai, Steinhaus, 1961). Esto determinaría entonces que al expresar nuestra "fuerza máxima" esto no lo es en absoluto dado que existen unidades motoras ajenas a nuestra voluntad y que solamente entran en actividad bajo circunstancias muy especiales.
Sin embargo con un proceso sistemático de entrenamiento, como es en el caso de los levantadores de pesas o los atletas, la diferencia entre "máxima fuerza fisiológica" y la "fuerza muscular absoluta" disminuye, se reduce la diferencia entre ambas.
 
   
Publicidad  
   
Hoy habia 4 visitantes (10 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=